TRANSLATE

Mostrando entradas con la etiqueta cerebro. Mostrar todas las entradas
Mostrando entradas con la etiqueta cerebro. Mostrar todas las entradas

El Cerebro de los Maestros de Ajedrez

Resultado de imagen para ajedrez pintura

Los maestros de ajedrez usan partes ocultas del cerebro.Los jugadores profesionales de ajedrez suelen dejar perplejos a sus seguidores con su capacidad de realizar movimientos letales para sus oponentes rápida e intuitivamente, pero un estudio japonés publicado en ‘Science’ puede haver revelado su secreto.

A diferencia de los jugadores amateur, que usan la región llamada “precuneus” del lóbulo parietal, los profesionales emplean el núcleo caudado en el centro del cerebro, dijo Keiji Tanaka, del Laboratorio de Mapeo Cerebral Cognitivo del Instituto de Ciencia Cerebral RIKEN.A través de la observación del flujo sanguíneo en el cerebro para detectar su actividad, investigadores hallaron que los jugadores expertos de shogi -un juego japonés similar al ajedrez- usan dos regiones cerebrales para efectuar los movimientos cruciales. 

 “Los profesionales están entrenados exhaustivamente por mucho tiempo -más de 10 años- y durante muchas horas por día. Este tratamiento exhaustivo ha cambiado la actividad desde la corteza cerebral hacia el núcleo caudado”, indicó Tanaka, autor del estudio.

Resultado de imagen para ajedrez pintura“El núcleo caudado está muy bien desarrollado en las ratas y los ratones, mientras que la corteza cerebral está muy desarrollada en los primates (…) Para volverse expertos, los maestros del shogi comienzan a usar todas las partes del cerebro”, dijo Tanaka.

El autor espera que el estudio inspire investigaciones sobre los poderes intuitivos del núcleo caudado.
Resultado de imagen para ajedrez artistico
USAR AMBOS HEMISFERIOS

La profesional especializada en psicología clínica María Rodrigo Yanguas (Maestra FIDE de ajedrez y Entrenadora Superior) explica en un excelente artículo cómo funciona y qué pasa en nuestro cerebro cuando jugamos al noble juego.

Según Rodrigo Yanguas “son numerosas las regiones cerebrales que se activan cuando jugamos una partida de ajedrez”. Además, explica, todas las áreas del cerebro están interconectadas, gracias a las hormonas que segregamos y a unas biomoléculas que envían información de una neurona a otra, mediante lo que se conoce como sinapsis. Estas biomoléculas son los neurotransmisores y, si profundizan en el artículo que nos ocupa, podrán entender, por ejemplo, por qué “engancha” tanto jugar al ajedrez.

Screenshot_1 Según Rodrigo Yanguas “son numerosas las regiones cerebrales que se activan cuando jugamos una partida de ajedrez”. Además, explica, todas las áreas del cerebro están interconectadas, gracias a las hormonas que segregamos y a unas biomoléculas que envían información de una neurona a otra, mediante lo que se conoce como sinapsis. Estas biomoléculas son los neurotransmisores y, si profundizan en el artículo que nos ocupa, podrán entender, por ejemplo, por qué “engancha” tanto jugar al ajedrez.

Resultado de imagen para esculturas de ajedrez
MEMORIA EN ACCIÓN

Esto quiere decir que un Gran Maestro, ante una posición en el tablero, recupera continuamente de sus recuerdos posiciones similares y las compara con la actual. En cambio, un jugador amateur se esfuerza en cada posición como si fuera la primera que ve en una nueva partida. Esto explica que a un aficionado le cueste más tiempo llegar a la misma respuesta que a un Gran Maestro. Y que con frecuencia, ni siquiera logre alcanzar la misma solución que el GM.

Resultado de imagen para ajedrez arte
DESCONEXIÓN PROGRAMADA

Pero aún así, lo mas relevante del estudio es que tanto los Grandes Maestros como los jugadores aficionados activan, mientras juegan al ajedrez, distintas áreas localizadas en los dos hemisferios del cerebro. Es un proceso simultáneo. El prestigioso diario The New York Times se hizo eco de esta conclusión en su sección dedicada a la Ciencia.
Por otra parte, en un estudio realizado por el Departamento de Radiología del Hospital de la Universidad de Sichuan, Chengdú (China), conjuntamente con otros profesionales y expertos en Psicología, se ha demostrado algo sorprendente: los Grandes Maestros de ajedrez son capaces de desconectar algunas funciones del cerebro.

La Sabiduria en nuestro Cerebro

Resultado de imagen para sabiduria

La sabiduría es una capacidad psicológica única que se ha mencionado desde la antigüedad. Esta conducta se ha discutido desde diversas disciplinas del conocimiento desde siempre y solo recientemente ha sido analizada por las neurociencias. Por otro lado, ha sido definida a lo largo de los siglos y en el transcurso de las civilizaciones como un cúmulo de elementos psicológicos. 
Los componentes más comúnmente señalados dentro de esta virtud humana han sido la capacidad de empatía; la compasión o el altruismo; la estabilidad emocional; el auto-conocimiento e, inclusive, algunas actitudes pro-sociales, como la tolerancia hacia valores ajenos.
Resultado de imagen para sabiduria
PREGUNTAS Y RESPUESTAS SOBRE LA SABIDURÍA

¿Es la sabiduría universal o tiene una base cultural? ¿Es una virtud únicamente humana relacionada con la edad? ¿Depende de la experiencia o, por el contrario, puede ser enseñada?

Con el fin de determinar si existen circuitos cerebrales específicos responsables de la sabiduría de los humanos, los científicos Thomas Meeks y Dilip Jeste, del Departamento de Psiquiatría e investigación sobre envejecimiento de la Universidad de California, EE. UU., se centraron inicialmente en los estudios en los que se había utilizado la técnica de neuroimagen funcional.

Resultado de imagen para sabiduria

Así descubrieron, por ejemplo, que el ejercicio del altruismo activa la corteza media pre-frontal, mientras que la toma de decisiones requiere una combinación de las funciones racional (corteza prefrontal dorso lateral, que juega un papel en la atención y en la memoria de trabajo), socio-emocional (corteza prefrontal media) y de detección de conflictos (corteza cingulada anterior, también asociada con el llamado “sexto sentido”).

Resultado de imagen para sabiduria
LA SABIDURÍA SE RADICA EN ÁREAS DE NUESTRO CEREBRO

Diversas áreas del cerebro parecen estar vinculadas con diferentes componentes de la sabiduría. En el artículo aparecido en Archives of General Psychiatry se especifica: “la corteza prefrontal del cerebro se activa con la regulación emocional o la capacidad de relativizar; la corteza prefrontal lateral facilita la toma de decisiones calculadas o basadas en razonamientos; y la corteza prefrontal media estaría implicada en el equilibro emocional y la actitudes pro-sociales o socialmente positivas”.
Por otro lado, el neurocircuito de la recompensa (cuerpo estriado ventral y núcleo accumbens) también parece importante para la promoción de actitudes pro-sociales y la actividad monoaminérgica (especialmente serotoninérgicos y dopaminérgica) resulta esencial para ciertos subcomponentes de la sabiduría como la regulación emocional (incluido el control de los impulsos), la toma de decisiones o las actitudes pro-sociales.
Resultado de imagen para sabios el señor anillos
CEREBRO FEMENINO VS. MASCULINO

El cerebro de los hombres y el de las mujeres se conectan entre sí de manera muy diferente. Este dato que parece confirmar los clásicos estereotipos sobre actitudes y comportamientos propios de cada sexo. Sin embargo, estos nuevos mapas de la conectividad cerebral demuestran diferencias impactantes, aunque también complementarias en la arquitectura del cerebro humano. Además, ayudan a elaborar una potencial base neuronal que explique por qué los hombres son brillantes en algunas tareas y las mujeres, en otras.

Resultado de imagen para sabios el señor anillos
Semejante conectividad registrada por distintos mapeos cerebrales sugiere que el cerebro masculino está estructurado como para facilitar los intercambios de información entre el centro de la percepción y el de la acción, y el cerebro de las mujeres con conexiones que unen el hemisferio derecho, en donde se halla la capacidad de análisis y el tratamiento de la información, con el hemisferio izquierdo, el centro de la intuición.
Por esto, se puede afirmar que las mujeres son superiores a los hombres en cuanto a su capacidad de atención; la memoria de las palabras y de los rostros; en las pruebas de inteligencia social y en la ejecución de tareas múltiples. En cambio, los hombres las superan en capacidad y velocidad del tratamiento de la información. 
Resultado de imagen para libre
SABIDURÍA + CEREBRO

Según OSHO: "Ninguna sociedad quiere que seas sabio, porque todo hombre y mujer sabios, no pueden ser serviles, sirvientes, no pueden ser manipulados, no pueden ser obligados a seguir masas, ni a vivir como robots, pues una persona despierta e inteligente prefiere la muerte, antes de prestarse a algún tipo de estupidez, prefiere seguir a su propia conciencia, que seguir a una nación que son solo líneas imaginarias en el mapa, para que algunos pocos tengan el poder y opriman, no será parte de pseudo religiones que solo buscan mantenerlo distraído del verdadero conocimiento y conciencia y por su puesto llenarse los bolsillos con el sufrimiento ajeno. Una persona verdaderamente sabia, es libre y solo obedece a su propia conciencia y corazón, no manda, ni se deja mandar, tampoco no pisa, ni se deja pisar…".

Siete Tips para Optimizar Nuestro Cerebro, por Estanislao Bachrach

Fuente y extracto: iProfesional

En el marco de la conferencia "Cambio: yo, mi equipo, mi organización", organizada por el Departamento de Estrategia y Capital Humano de la consultora CPA Ferrere, el doctor en biología molecular, Estanislao Bachrach habló ante empresarios uruguayos sobre neurociencia aplicada al ámbito laboral. 

Según indicó experto en innovación aplicada a los negocios, autor del bestseller AgilMente y docente e investigador de universidades como Harvard, la neurociencia es "la" ciencia del siglo XXI y las empresas comenzaron a entender que no pueden cambiar para bien si sus empleados no lo hacen. Pero, para que esto suceda, tienen que comprender cómo funcionan sus cabezas.
Durante la conferencia el experto explicó por qué es tan difícil que las personas cambien y por qué no es imposible.
Para explicarse mejor, el doctor por la Universidad de Buenos Aires derribó algunos mitos acerca del cerebro, ese órgano que cada vez más se revela ante la ciencia.

Siete Consejos para ser Más Eficientes


1. Usamos todo el cerebro

"Usamos todo el cerebro", aclaró Bachrach ante los empresarios. Lo que sucede, explicó, es quesólo podemos usar un 2% al mismo tiempo. Por eso, cuantas más actividades en simultáneo queramos meter en la cabeza, "tenemos que apagar otras".

Sobre este punto, agregó que "cuando las actividades son más de las que el órgano puede soportar, surge el estrés". Cuando el cerebro está estresado "pierde la noción de las urgencias", algo que se relaciona con el córtex frontal del cerebro.
"En general, está estudiado que cuando tenés más de cuatro cosas muy urgentes que hacer, empiezan a perder eficiencia todas", indicó. Por eso lo recomendable es "priorizar-priorizar".

2. El multitasking no existe

La actualmente valorada capacidad de realizar múltiples tareas al mismo tiempo simplemente "no existe", aseguró Bachrach, quien desarrolló que el cerebro humano no puede concentrarse en más de una cosa al mismo tiempo.

"Lo que haces cuando haces dos cosas al mismo tiempo es hacer una, apagarla; hacer otra, apagarla; y así sucesivamente", explicó haciendo la mímica de estar accionando un interruptor.
"Intentar practicar el multitasking es la primera causa del cansancio y las equivocaciones: "La sensación es la de ser más productivo, pero es una sensación", aclara.


Estar "hiperconectado", por ejemplo, lo que en realidad hace es "desconectarte", aseguró el científico: "Es lo que se llama atención continua parcial, estar muy atento a algo, pero con la antena parada por si viene otra cosa". Eso es lo que genera cortisol y adrenalina, responsables del estrés.
En la misma línea, Bachrach aseguró ante el auditorio que el cerebro no presta atención todo el tiempo. Durante una conversación, una clase, una conferencia, por ejemplo, está atento al principio y al final. 

3. Reaccionar no es responder

Por lo general, frente a los estímulos negativos las personas reaccionan, no responden. "Al cerebro le es más barato reaccionar", indicó el doctor en biología molecular, y lo ilustró con un ejemplo típico en el ámbito empresarial: molestarse con un superior por un malentendido, reaccionar escribiéndole un mail y finalmente adentrarse en lo que se llama "espiral negativo"."Es imposible no reaccionar si no pones una pausa", aseguró Bachrach.

Para poner un alto al cerebro, es necesario, en primer lugar, cambiar el estímulo visual, por ejemplo, cerrar la casilla de correos, apagar la computadora, irse a caminar.
La neurociencia lo explica así: "Más del 90% de las personas son visuales. El 25% del cerebro está conectado con los ojos". Por eso es mejor cortar con el estímulo visual negativo, explicó el investigador.

4. Respirar profundo y enderezar la espalda hace bien

"Cuando respiramos profundo el oxígeno entra en el cerebro, creando más venas y arterias. Si no hay venas, las neuronas se mueren (por eso se dice que el ser humano no sobrevive más de dos minutos sin respirar)", aclaró Bachrach. Es que el cerebro es el órgano más tóxico del cuerpo y las venas y arterias son fundamentales para desintoxicarlo.

Una recomendación del mismo estilo es igual de útil: sentarse o caminar con la columna derecha. "Esto hace que los neurotransmisores circulen de forma más eficiente", aseguró.

5. Cambiar el comportamiento no es cambiar

"Maximizar el placer y minimizar el dolor" es el objetivo constante del cerebro, un órgano "muy egoísta", bromeó el especialista. "Solo le importa pasar bien" y "no sabe que hay un mañana", agregó. Por eso es importante lo que la persona pueda hacer con la mente, el "software, donde están los pensamientos".

El cerebro es como el "hardware, donde está el cableado, las neuronas", comparó en una analogía con la informática. Por ejemplo, si una persona es pesimista y todos los días, todo el día, piensa de forma negativa, muy difícilmente se levantará una mañana sintiéndose optimista. Lo que va haciendo es "cablear" el cerebro para que piense en negativo.
Pero esto se puede cambiar, aunque sea difícil y requiera trabajo. "El cerebro está como en piloto automático", es decir que, si no se lo detiene, "sigue solo", con su único objetivo de sobrevivir. Pero el cambio, para la neurociencia, no se resume en modificar la forma de actuar o de comportarse, sino de pensar. "El verdadero cambio está en la cabeza", confirmó.

6. Es posible evitar las acciones involuntarias

"El libre albedrío casi que no existe", afirmó Bachrach, quien explicó que la mayoría de nuestras acciones son involuntarias o, al menos, se generan sin que tomemos una decisión previa sobre ellas. Sin embargo, las personas tenemos lo que se llama "poder de veto", es decir, la posibilidad de decir "no" a las órdenes que da el cerebro.

Estudios recientes en neurociencia demuestran que cuando vamos a realizar un acto involuntario (por ejemplo, mover la mano mientras hablamos), el cerebro envía la orden 0,5 segundos antes. En 0,3 segundos, la persona puede darse cuenta de que la orden llegó, por lo que "tiene 0,2 segundos para decidir no hacerla", afirmó Bachrach.
Este nuevo conocimiento se aplica a las personas con trastornos obsesivos-compulsivos, a quienes se les explica que su problema es que el cerebro envía esas señales con demasiada frecuencia. 

7. La mayoría de nuestras decisiones son emocionales

Contrario a lo que podría creerse, la razón no es la que manda al momento de decidir en la mayoría de los casos. De hecho, "más del 90% de nuestras decisiones son emocionales", incluso aunque no nos percatemos de ello, afirma Bachrach.

En un mismo sentido, la interacción social es una cuestión "de vida o muerte" para el cerebro: "Las necesidades sociales (para este órgano) son tan importantes como el agua o la comida", asegura el experto.
Tal es así que existe evidencia científica de que las personas solitarias tienen una expectativa de vida de entre 5 y 10 años menos que aquellas que interactúan con otras. "Y esa relación no la sustituye la televisión, el celular ni la tableta", aclaró Bachrach.

ENTRADAS SIMILARES







Neuromanagement: 4 Tips para que tu Cerebro Crezca


Comidas + amigos + vitaminas + ejercicios. En la era de las neurociencias, se han descubierto varios elementos que aportan al crecimiento y la juventud de nuestro cerebro.

Comer menos mantiene el cerebro joven
dieta-restriccion


Un equipo de investigadores italianos de la Universidad del Sagrado Corazón en Roma  (Italia) ha descubierto una molécula llamada CREB1 que se activa en el cerebro de ratones sometidos a una dieta baja en calorías. Según publican hoy Giovambattista Pani y sus colegas en la revistaProceedings of the National Academy of Sciences(PNAS), la molécula activa a su vez a genes ligados a la longevidad y al buen funcionamiento del cerebro. ?Nuestra esperanza es encontrar un modo de poner en funcionamiento a CREB1, por ejemplo a través del fármacos, para mantener el cerebro joven sin necesidad de llevar una dieta tan estricta como la que siguen los roedores?, explica Pani. 


Y es que la restricción calórica de los animales sometidos a los experimentos implica que solo puedencomer un 70% de lo que ingieren normalmente. En estas condiciones, los ratones no sufren ni obesidad ni diabetes, tienen un mayor rendimiento cognitivo y mejor memoria, aumentan su capacidad de aprendizaje y son menos agresivos. Tampoco desarrollan alzhéimer a edades avanzadas o lo hacen con síntomas menos severos que los que se alimentan de manera normal. "Hay una relación entre las enfermedades metabólicas y el declive en las capacidades cognitivas", concluyen los científicos.

Y todo gracias a CREB1, que entre otras cosas activa a unas proteínas llamadas sirtuinas, que parece tener parte del secreto de la fórmula de la "eterna juventud". Eliminando la molécula CREB1, sin embargo, todos los beneficios de la restricción calórica se esfuman. "Hemos identificado al mediador clave de los efectos de la dieta sobre el cerebro", añade Pain.



El tamaño de tu red de amigos en Facebook y el tamaño de tu cerebro están relacionados



El número de amigos que tenemos en la red social Facebook es proporcional al tamaño de ciertas regiones de nuestro cerebro. Así se deduce de un estudio realizado por científicos del Instituto de Neurociencias Cognitivas del University College de Londres (Reino Unido), que escanearon el cerebro de 125 estudiantes universitarios usuarios de Facebook y compararon los resultados con el tamaño de sus grupos de amigos, tanto en la red social como en el mundo real. Por término medio los participantes tenían 300 amigos, si bien los más "conectados" abarcaban hasta 1.000 contactos diferentes en su red.


Los resultados mostraron que cuanto mayor es el número de contactos que tiene una persona en Facebook, mayor es el volumen de materia gris en cuatro regiones del cerebro, entre ellas la amígdala, asociada a la respuesta emocional y a la memoria, así como otras zonas clave para identificar las señales que se producen durante la comunicación con otras personas.

A raíz del estudio, "la pregunta que surge es si esas estructuras cambian a lo largo del tiempo, y su respuesta nos ayudará a saber si Internet está cambiando nuestro cerebro", asegura Ryota Kanai, coautor del artículo que publica la revista Proceedings of the Royal Society B.

Por otra parte, los investigadores examinaron si había relación entre tamaño red social de amigos on-line y los contactos íntimos en el mundo real. Para ello, un grupo de voluntarios respondió a preguntas como "¿A cuánta gente puede enviar un mensaje de texto acerca de la celebración de un evento (cumpleaños, un nuevo trabajo, etc)?", "¿Cuántos amigos tiene en su agenda?" o "¿Con cuántos amigos del colegio o de la universidad podría mantener ahora una conversación?". Las respuestas indicaron que la mayoría de los usuarios de Facebook utilizan la plataforma para apoyar sus relaciones sociales ya existentes, manteniéndolas o reforzándolas, y no sólo para crear redes de nuevos amigos virtuales.



Sin vitamina B12, el cerebro encoge





El pescado, la carne, la leche y los huevos son las principales fuentes de vitamina B12, también conocida como cobalamina. Una falta de esta sustancia en la dieta puede hacer que el cerebro pierda células cerebrales y desarrolle problemas cognitivos, según un estudio publicado enNeurology, la revista de la Academia Americana de Neurología. 


En la investigación participaron 121 personas mayores de 65 años a las que se midieron los niveles de vitamina B12 y los metabolitos que pueden indicar una deficiencia de vitamina B12. Los participantes también pasaron por pruebas de memoria y otras habilidades cognitivas. Cuatro años y medio más tarde, imágenes por resonancia magnética de los cerebros de los sujetos midieron el volumen cerebral total y otros signos de daño cerebral . De este modo los científicos comprobaron que niveles altos de los marcadores de deficiencia de vitamina B12 estaban asociados a menores puntuaciones en los tests cognitivos y a un menor volumen cerebral total.

?Es demasiado pronto para decir si el aumento de los niveles de vitamina B12 en personas mayores a través de la dieta o los suplementos podrían prevenir estos problemas ", ha advertido Christine C. Tangney del Centro Médico Universitario Rush, en Chicago (EE UU), coautora del estudio.



Para evitar que tu cerebro se canse, haz ejercicio


Hacer ejercicio regularmente aumenta el número de mitocondrias, las organelas encargadas de suministrar energía a las células, tanto en las células musculares como en las neuronas del cerebro. Eso implica que practicar deporte reduce el cansancio mental, según revela un estudio de la Universidad de Carolina del Sur (EE UU). 


Para demostrarlo, los investigadores trabajaron con dos grupos de ratones, uno cuyos integrantes corrían sobre una rueda inclinada seis días a la semana durante una hora y un segundo grupo sedentario. Tras 8 semanas, los investigadores analizaron el tejido muscular y cerebral de todos los roedores. Así comprobaron que los ratones que se habían ejercitado a diario tenían más mitocondrias tanto en los músculos como en el cerebro. Además, habían aumentado su resistencia, de manera que si antes tardaban 74 minutos en sentir fatiga tras el ejercicio podían permanecer corriendo durante 126 minutos antes de cansarse. Según los investigadores, que el cerebro se vuelva más resistente a la fatiga contribuye a aumentar el rendimiento físico. En otras palabras, el cuerpo y la mente se benefician y se cansan menos si practicamos ejercicio físico regularmente.

Por otra parte, los autores sospechan que aumentar el número de mitocondrias cerebrales podría ser beneficioso para combatir tanto las enfermedades psiquiátricas como las neurodegenerativas.


ENTRADAS SIMILARES








REFERENCIA

Calidad de Vida, Actividad Física para dar Salud al Cerebro y el Corazón

Actividad Física es Salud
En tiempos de profusión de las enfermedades cardiovasculares y cerebrovasculares, la actividad física obra como un sano remedio y mecanismo de prevención para tantos males. 

Habitualmente conversamos con los profesores del gimnasio sobre la importancia de incorporar la actividad física a los sistemas de trabajo.

Recientemente escuchaba a un reconocido especialista en salud del país, decir algo que es para tomar en cuenta: en la actualidad, la actividad física no es opción. 
El hecho fáctico que la actividad física mejora la calidad de vida no es nuevo. Sin embargo, nuestros tiempos gobernados por míster sedentarismo y sus servidores tecnológicos llevan a pequeños y grandes a estancarse. la sociedad de consumo ha diseñado todo para la comodidad, el no moverse, el sentarse si o si. La consecuencia inmediata es el incremento de toda clase de malestares y enfermadades, entre las más graves, diabetes, colesterol, hipertensión, stress, infartos, accidentes cerebrovaculares, etc.

En nuestro artículo (o entrada) veremos cómo la actividad física nos aporta calidad de vida y a la vez, previene el crecimiento de estos tremendos males. 


Beneficios de la Actividad Física para el Cerebro y el Corazón
Fuente: Ciencia Enfurecida


Los especialistas proponen realizar actividad física moderada, siempre de acuerdo a nuestro trabajo, edad, y tiempo disponibles.
Resulta esencial disponer de un espacio para hacer ejercicios y de un tiempo solo para nosotros. Celulares fuera.

Sumados a los beneficios mencionados, agregamos el consejo de realizar actividad física que se adapte mejor a nuestras necesidades y actividad. 

El deporte que genera una vida más saludable es el deporte aeróbico que no entrañe grandes esfuerzos físicos.
El término aeróbico se refiere a aquel ejercicio físico moderado que mantiene un bombeo sanguíneo más o menos constante y sin llegar a la falta de oxígeno en nuestros músculos.
Ejemplos de este tipo de ejercicio son andar rápido, el ciclismo, correr o la natación, pero todos ellos manteniendo un nivel de esfuerzo adecuado y no excesivo para cada persona.
Los beneficios de la actividad física moderada son muchos:
  • Aumenta nuestra capacidad cardíaca reduciendo la probabilidad de sufrir enfermedades cardíovasculares.
  • Aumenta la capacidad pulmonar aumentando la resistencia.
  • Provoca la liberación de hormonas relacionadas con la felicidad como las endorfinas yreducen los niveles de estrés y ansiedad.
  • Mantiene los músculos con mayor fuerza y flexibilidad.
  • Reduce la tendencia a sufrir osteoporosis ya que parece fomentar la absorción de calcio en los huesos.
La Actividad Física Beneficia al Cerebro
Fuente: Muy Interesante

Nelson Mandela dijo una vez ‘El deporte tiene el poder de cambiar el mundo’. Aunque esta afirmación sea aún difícil de demostrar, lo que sí se ha demostrado es que la actividad física puede cambiar la estructura y el funcionamiento del cerebro, incluso en personas de edad avanzada.
Un estudio publicado este mismo año por la revista Neurobiology of Aging demuestra la importancia de un estilo de vida físicamente activo para mantener una buena salud cerebral. Un grupo de científicos de la Universidad de Uppsala, en Suecia, preguntó a 331 hombres y mujeres de 75 años acerca de la cantidad de ejercicio que realizaba semanalmente. Clasificaron los niveles de esa actividad como ligera (como caminar o practicar la jardinería) o intensa (nadar, correr…) siempre que se realizaran durante un mínimo de 30 minutos. Además, este grupo de personas mayores se sometió a una evaluación de varias de sus capacidades mentales así como a una prueba de resonancia magnética que permitiese analizar la estructura de sus cerebros.
Los resultados de esta investigación mostraron que el nivel de actividad física se relacionaba positivamente con un mejor estado cognitivo general y con una mayor fluidez verbal, al mismo tiempo que volvía a los sujetos más activos más rápidos en la resolución de una tarea de atención alterna y memoria. Al analizar las imágenes de resonancia magnética, se observó un mayor volumen de la sustancia gris en el lóbulo parietal, y de forma particularmente importante en una zona conocida como el precuneus, la cual se afecta significativamente en la enfermedad de Alzhéimer. También se encontró más volumen en la sustancia blanca cerebral.
Concluyen los autores que el ejercicio físico podría considerarse como uno de los componentes del estilo de vida más relevantes relacionados con la salud cerebral en personas mayores. Desde otro punto de vista, podría suceder también que el hecho de tener un cerebro en mejores condiciones sea lo que nos permita estar más activos físicamente cuando somos más mayores. Aunque no podamos alcanzar aún conclusiones definitivas, los beneficios de cuidarse a todos los niveles se van argumentando día a día con nuevas publicaciones que incluyen no sólo el ejercicio físico, sino también los hábitos alimenticios  y la actividad mental y social.


La Actividad Física Disminuye el Estrés
Fuente: Management y Estrategia


Biológicamente, el ejercicio parece darle al cuerpo la posibilidad de sobrellevar el estrés. Obliga a los sistemas fisiológicos corporales, que están involucrados en la respuesta al estrés, a comunicarse mucho más de lo habitual. El sistema cardiovascular se comunica con el sistema renal, el cual a su vez se comunica con el sistema muscular. Todos estos sistemas están controlados por el sistema nervioso central y simpático, por supuesto también participan los neurotransmisores, que deben comunicarse entre sí.   
Una sesión de ejercicios o aumentar nuestra actividad física o simplemente realizar un cambio en la rutina de nuestras actividades puede mejorar el sistema de comunicación corporal completo. Además de crear más y nuevas rutas neuronales que finalmente fortalecen y mejoran nuestra capacidad de respuesta y reacción frente a diversos estímulos.

Durante fines de la década de los ochenta se descubrió que el ejercicio aumenta la concentración de norepinefrina, también conocida como noradrenalina, en las regiones del cerebro que están involucradas con la respuesta del cuerpo al estrés. La norepinefrina o noradrenalina resulta especialmente interesante para los investigadores, ya que el 50% del suministro al cerebro se produce en el locus coeruleus, un área del cerebro que conecta la mayoría de las regiones cerebrales y funciones involucradas en nuestras respuestas emocionales. 

Las pruebas preliminares sugieren que las personas físicamente activas tienen menores índices de ansiedad y depresión que las personas sedentarias. Por lo tanto, podemos deducir que el ejercicio puede brindarnos grandes beneficios al aumentar nuestra capacidad y nivel de respuesta, siendo más eficaces para responder y hacer frente a las sustancias químicas cerebrales asociadas con el estrés, la ansiedad y la depresión.



Entradas Similares

Neurociencias. Consejos para que Tu Mente Crezca

Management & Salud: Incorporar Ejercicios en el Trabajo

Calidad de Vida: Clima, Actividad Física, Alimentación y Sexo

Calidad de Vida: Neurociencias para Superar el Estrés

Management & Calidad de Vida: La Ciencia de la Felicidad


Neuromanagement y Meditación: Vida + Trabajo


Referencias
(1) http://cienciaenfurecida.blogspot.com.es/2013/09/por-que-hacer-ejercicio-fisico-moderado.html
(2) http://magementyestrategia.blogspot.com.ar/2013/09/calidad-de-vida-neurociencias-para.html

Neuroliderazgo: ¿Cómo es el Cerebro de un Buen Líder?

¿En que se diferencia el cerebro de un buen líder?

Fuente: Muy Interesante

Investigadores de la Universidad de Reading (Reino Unido) han iniciado un proyecto para escanear los cerebros de personas influyentes con dotes para el liderazgo con el fin de averiguar cómo toman sus decisiones usando información que a veces puede resultar complicada e incluso conflictiva. Su principal objetivo es determinar cómo funciona la mente de un buen líder.

El estudio analizará las áreas del cerebro asociadas con la toma de decisiones y la planificación estratégica usando tecnología de Imágenes por Resonancia Magnética (IRM). Los participantes serán directores ejecutivos de empresas, responsables de organizaciones de voluntariado y líderes militares. "La habilidad para tomar decisiones bajo presión, con información incompleta y cambiante es una característica de los buenos líderes", explica Douglas Saddy, del Centro para Neurociencia y Neurodinámica Integradas de Reading. "Estamos interesados tanto en entender las situaciones en la que los líderes toman decisiones que benefician la sociedad, como en conocer en qué condiciones son más propensos a tomar decisiones parciales o incluso egoístas", añade.

¿A qué edad madura el cerebro humano?
Un estudio del Instituto de Neurociencia Cognitiva de Londres sugiere que el cerebro continúa desarrollándose después de la infancia y la pubertad y que no está totalmente maduro hasta que superamos los 30 años, e incluso después de cumplir los 40. Los hallazgos contradicen teorías previas que apuntaban a una maduración cerebral mucho más temprana.

Los resultados de la investigación, dirigida por la neurocientífica Sarah-Jayne Blakemore, sugieren que el córtex prefrontal es la zona que experimenta un período de desarrollo más prolongado. Esta región cerebral es importante para funciones cognitivas superiores como la planificación y la toma de decisiones. Además, juega un papel clave en el comportamiento social, la empatía y la interacción con otros individuos, y en ella residen algunos rasgos de la personalidad.

El cerebro adulto no tiene problemas para aprender, sino para olvidar


A medida que envejecemos, nos resulta más costoso aprender idiomas, memorizar datos... Un estudio del Medical College de Georgia (EE UU) sugiere que es debido a que el cerebro pierde la capacidad de filtrar solo lo relevante y de eliminar información vieja y obsoleta, más que a las dificultades para almacenar nuevos contenidos.

Según explica el neurocientífico Joe Z. Tsien en la revista Scientific Reports, este fenómeno guarda relación con el funcionamiento del receptor NMDA del hipocampo del cerebro, que se comporta comoun interruptor para el aprendizaje y la memoria. Cuenta con dos subunidades: NR2B, que se expresa más en niños y permite a las neuronas comunicarse durante más tiempo; y NR2A, que empieza a aumentar su ratio a partir de la pubertad y va ganándole terreno al NR2B a medida que envejecemos. Simulando las proporciones propias de un adulto en ratones -es decir, más NR2A y menos NR2B-, los científicos comprobaron que los animales no eran capaces de debilitar selectivamente ciertasconexiones neuronales ya existentes (un proceso llamado "depresión a largo plazo"). Sin embargo, su cerebro conserva intacta la capacidad para establecer conexiones neuronales y formar recuerdos a corto plazo.

"Lo que vemos es que si en el cerebro solo se fortalecen sinapsis y nunca se liberan del ruido que crea la información que ha dejado de ser útil, surgen serios problemas", aclara Tsien. Esto dejaría a las neuronas sin posibilidad de seguir "esculpiéndose" para almacenar información nueva. Y podría estar relacionado con el alzhéimer y la demencia senil.
Referencias